Consolado en el Sufrimiento para Consolar a Otros (video y gratuita de recursos)

Conozca a la autora y escritora del plan de estudio Bíblico para pastores rurales
agosto 31, 2017
Langham
PREDICACIÓN BÍBLICA EN EUROPA Y MÁS ALLÁ (PRESENTANDO UN NUEVO APP DE PREDICACIÓN)
noviembre 14, 2017

Consolado en el Sufrimiento para Consolar a Otros (video y gratuita de recursos)

pastoreo de pastores

This post is also available in: enEnglish (Inglés) frFrançais (Francés)

“Quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones para que, con el mismo consuelo que de Dios hemos recibido, también nosotros podamos consolar a todos los que sufren.”

2 Cor. 1:4


“Fuimos creados para la comunidad. Eso no es un defecto,” nos comparte el pastor D con sinceridad a medida que reflexiona sobre sus propias luchas con el desánimo y la depresión.

¿Recuerda usted cuando Dios lo llamó por primera vez a capacitar pastores? Para algunos, puede haber sido como el encuentro en el Camino a Damasco…para otros, puede haber sido una verdadera necesidad que experimentaron a nivel personal, como lo fue para el Pastor D. En sus etapas dolorosas de desierto, el Pastor D fue rodeado por amigos pastores que se tomaron el tiempo para caminar a su lado durante el proceso de sanidad mientras padecía años de depresión. Hoy en día, es autor de materiales de entrenamiento que han ayudado a fortalecer a pastores mediante un enfoque en pastoreo de pastoresdiscipulado y multiplicación de líderes, y desarrollo de pequeños grupos saludables. Su currículo ha sido traducido al portugués, español y francés.

Para solicitar sus recursos gratuitos, envíenos un correo electrónico escribiendo en la línea de asunto: “Pastoring of Pastors resource request.»

Entrevistamos a este siervo de Dios mientras él nos compartía con franqueza sobre cómo ayudó a otros a convertirse en pastores saludables, así como también sobre la necesidad que tienen los pastores de tener comunidad. La transparencia del Pastor D enseña humildad e inspira mientras él relata sus batallas personales, y cómo los pastores que lo rodeaban le ayudaron a moldear su ministerio y metas de entrenamiento hoy en dia. Esperamos usted hallé ánimo mientras mira este video.

A continuación, siga leyendo sobre la entrevista con el Pastor D por correo electrónico:

Entrevista con el Pastor D, entrenador pastoral y autor

GProCommission:  ¿Cuál es su definición de un pastor saludable?

Pastor D: ¡Pastor saludable, pastor pastoreado! ¡Solo, no!

Definición más amplia: saludable en sus relaciones, que vive a pleno en el Gran Mandamiento y la Gran Comisión

En mi libro,  El Líder que Brilla, el subtítulo es “Las Siete Relaciones que Guían a la Excelencia.” Y esas siete relaciones son con 1) Dios; 2) uno mismo; 3) nuestra familia; 4) un grupo pastoral; 5) un equipo ministerial; 6) un mentor, líder pastoral o discipulador; y 7) amigos íntimos.

 

GProCommission:   ¿Qué tres cosas  necesita un pastor para ser saludable?

Pastor D: Todas esas siete relaciones resultan claves para la salud de un pastor. Sin embargo, destacamos en particular tres de ellas por ser donde se establece una cultura de Reino o discipulado. La cultura fluye en pequeños grupos, y tres de esas relaciones se dan en grupos pequeños:

  1. Un grupo pastoral, o para un pastor, un grupo de pastoreo de pastores (PdP).
  2. Una familia saludable. Para un pastor, significa contar con el apoyo y opiniones para superar los grandes factores causantes de estrés que su familia enfrenta a causa de su vocación.
  3. Un equipo pastoral saludable que conduce la iglesia local. Por lo general, éste es un equipo pastoral laico.

 

GProCommission:  ¿Cuál es el mayor desafío al capacitar a pastores?

Pastor D: A.    Establecer un movimiento. Esto comienza con la obra del Espíritu de Dios por el lado divino, y con encontrar al líder del movimiento por el lado humano. Entonces por el lado divino, es discernir lo que Dios está haciendo y no tratar de avanzar al menos que Él se esté moviendo. Y por el lado humano, es hallar a un John Knox apasionado que diga » Dame Escocia, o me muero».

  1. Un segundo paso tras haber encontrado a esa persona es acompañarle en formar un equipo de personas que juntos den el ejemplo de ser pastores saludables y un equipo saludable. Parte de esto es ayudarles a desarrollar su propia visión y proyecto para que no tengan que depender de mí o de otras opiniones externas.
  2. Y un tercer gran desafió es hallar recursos económicos para liberar a los lideres. Los lideres PdP son pastores que básicamente están sirviendo a otros pastores en su tiempo libre. Se encuentran limitados en hacer lo que hacen al tener que dar prioridad a su fuente de ingreso, que por lo general es la iglesia que pastorean.

 

GProCommission:  ¿Qué sucedió cuando el Señor lo llamó a capacitar pastores en Brasil?

Pastor D: Nací y crecí en Bolivia con padres misioneros. Crecí teniendo un llamado misionero. Sin embargo, fue una gran sorpresa ser llamado a Brasil, un país donde se habla portugués. Ese llamado fue en junio de 1984. Lo que sucedió después de eso tenía tres partes:

  1. El llamado fue confirmado por personas de Brasil y de otras partes. Los brasileros estaban con los brazos abiertos y pidieron ayuda en tres grandes aéreas: pastoreo de pastores, discipulado y multiplicación de líderes, y grupos pequeños saludables. Internacionalmente, la Alianza Evangélica Mundial y CONELA, la Alianza Evangélica Latinoamericana, me pidieron que me hiciese cargo del área  de iglesias saludables o avivamiento de iglesia. Esto incluía un aspecto importante de pastorear a los pastores, ya que mi visión aún en ese entonces ya era que la salud del pastor era esencial para que la iglesia fuera saludable.
  2. Segundo, debíamos esperar en el Señor por nuestra hija de cuatro años, Karis, para que muriera (como los médicos esperaban) o que fuera sanada.
  3. Tercero, necesitábamos encontrar una misión o movimiento bajo el cual poder trabajar, pues estaba convencido por las experiencias dolorosas que no quería ser un llanero solitario o hacerlo por mi cuenta. Hallamos dos misiones que ponían énfasis en el equipo; y una de ellas también daba importancia al discipulado, a trabajar con todo el cuerpo de Cristo y a alcanzar a toda la nación, los cuales eran valores que yo abrazaba a mediados de los ochenta, siendo un hombre de más de treinta. Nos unimos a OC International. En aquel entonces, su lema era «Movilizando a toda la iglesia para discipular a toda la nación».

 

GProCommission:  ¿En qué momento se dio cuenta de que su llamado personal era ayudar a que los pastores sean saludables?

Pastor D: A.    Mi primera experiencia fue como misionero de corto plazo por un año en Bolivia cuando tenía 21 años. Ya que tenía una maestría, se me pidió que enseñara en el Seminario Bíblico, y que ayudara en los retiros de pastores y ancianos en diferentes ciudades. Mi pasión principal era discipular, eso fue después que pasara tres días con Howard Hendricks cuando ministró sobre ese tema un año antes.

  1. Mi segunda experiencia fue de regreso a los Estados Unidos. Mi pastor me invitó a ser parte de un grupo de ocho pastores que se juntaban un lunes al mes. Durante las mañanas, trabajábamos en una pregunta, «Si íbamos a comenzar una iglesia perfecta, ¿cómo sería esa iglesia?». Las tardes se enfocaban en compartir a nivel personal y cuidarnos. Yo experimenté el significado de PdP. Luego cuando fui ordenado, comencé mi vida como pastor estando ya en un movimiento y modelo de ser pastoreado.
  2. Mi tercera experiencia formativa fue cuando tuve que ministrar por tres días a pastores brasileros en junio de 1984. Les di una lista de temas que quizás podían ayudarles, y ellos eligieron el pastoreo de pastores, discipulado y multiplicación de líderes, y desarrollo de grupos pequeños saludables. Esos tres temas terminaron entrelazados en todo lo que hice durante esos próximos veinte años que serví en Brasil. Publiqué más de veinte libros y cuadernillos, y todos ellos están relacionados con pequeños grupos de alguna u otra manera: grupos de discipulado, grupos de apoyo, grupos de células caseras, grupos de evangelización y equipos de ministerio.

 

GProCommission:  ¿Cuál es actualmente su rol en hacer que los  pastores sean saludables?

Pastor D: A.    Quizás valga la pena aclarar que nadie hace que los pastores sean saludables, ni siquiera el Señor. Es una seria elección que cada pastor debe tomar de ser saludable, debe elegir ser un genuino discípulo que continuamente está aprendiendo y creciendo, y que elige discipular a otros.

  1. Habiendo aclarado eso, mi rol actual es liderar el Equipo de Trabajo de Pastoreo de Pastores de la Alianza Evangélica Mundial. El equipo de trabajo es pequeño, cuenta con algunos representantes en América Latina, en África y en Europa. Pero la invitación y el desafío son grandes: ayudar a las 129 alianzas evangélicas alrededor del mundo a capacitar a sus pastores a fin de que sean saludables, comenzando o animando a movimientos PdP. En mi experiencia, esto normalmente comienza como un movimiento que crece y se extiende hasta el punto que la Alianza Evangélica toma nota de ello y se construyen puentes entre el movimiento y la Alianza. Brasil es un buen ejemplo. El movimiento PdP creció de tal manera que llegó a tener 35 denominaciones o movimientos con proyectos PdP y líderes. La Alianza Evangélica de Brasil le pidió al movimiento PdP que se convirtiera en su brazo para servir a los pastores de ese país. Anhelo y sueño con ver un movimiento mundial de PdP que en cada país movilice a toda la iglesia para discipular a toda la nación.

 

GProCommission:  Comparta quién fue clave en su proceso de sanidad cuando usted se hallaba herido por el liderazgo de la iglesia y luchaba con la depresión.

Pastor D: A.    Dios usó a muchas personas, pero hubo dos en particular que se destacaron. El primero es el hermano N, quien era el líder de un movimiento llamado la Alianza para las Iglesias Renovadas de Mansfield, Ohio (ARC). Al regresar a casa de un viaje, encontré a mi esposa llorando, y me entregó una profecía de diez hojas que denunciaba lo terrible persona que yo era, escrita por uno de los miembros de nuestra iglesia y que había sido distribuida entre otros miembros en mi ausencia. Gracias a la provisión de Dios, el Hermano N traía a su hija a visitar la Universidad Wheaton y se quedaría con nosotros la siguiente noche. Como pastor de pastores, Dios usó a Ray para sostenernos en esos primeros momentos tan angustiantes. Perdí mi pastorado y a la iglesia de mis sueños que había ayudado a fundar, y caí en un periodo de cinco años de depresión. Un año y medio más tarde, Ray supervisó mi traslado a ser un miembro de una de las iglesias de la Alianza (ARC) en Port Huron, Michigan.

  1. El Hermano N le pidió al Pastor B, el pastor de la iglesia de Port Huron, que nos visitara en Wheaton y que conversáramos sobre mudarnos allí. Tanto Debbie como yo estábamos atravesando un tiempo muy difícil. Stu se reunía conmigo cada dos semanas para mentorearme y aconsejarme durante varios años. Deb, por su parte, también se reunió durante un año y medio con dos mujeres de la iglesia que tenían experiencia en sanidad interior. Yo no estaba en condiciones de poder ayudarla en esos momentos, pero Dios utilizó tanto a esas dos mujeres para Deb y a Stu conmigo en formas que cambiaron nuestras vidas.

 

GProCommission: Describa su propio proceso hacia convertirse en un pastor saludable.

Pastor D: Soy un visionario y un soñador. Como resultado, soy particularmente vulnerable a la depresión. He atravesado cinco grandes depresiones, cada una disparada por un sueño que no fue. En la oscuridad de aquellos tiempos, Dios tuvo que quebrar cosas importantes en mí, quitar mi orgullo y edificar Su carácter, corazón y mente en mí. La ultima depresión que sufrí duró un año y comenzó en diciembre de 2008. Mi hija Karis fue dada de alta un dia y tuvo que regresar al dia siguiente. Eso había sucedido numerosas veces, solo que en esta ocasión algo se quebró en mi anterior. Me di cuenta que ella siempre dependería de los médicos y de un hospital de trasplantes. Mi esposa Debbie no volvería a Brasil como yo siempre pensé que haría, y yo tendría que abandonar Brasil para vivir con ella y con Karis en Pittsburgh, el centro mundial de trasplantes intestinales.

Permítanme, de manera breve, comentarles sobre tres momentos especiales aquel año:

  1. Marzo de 2009 con mi equipo PdP brasilero ministrándome a mí. Ellos hicieron aquello en lo que fueron entrenados para hacer. Tomaron una hora para escuchar mi corazón, y luego otra hora para ministrarme desde el corazón de Dios.
  2. Octubre de 2009 con Dios confrontándome con mi propia idolatría. Él me mostró que Brasil, mi equipo PdP y el ministerio PdP se habían convertido en mi ídolo. Me había convencido que no podía ser feliz si no estaba en Brasil haciendo PdP.
  3. Dios trayéndome de nuevo una profecía que había sido dada en el marco de un grupo de pastores y ancianos mientras me imponían manos a finales de los ochenta cuando estaba en medio de aquella depresión que duro cinco años: «Eres tan peligroso que Satanás está tratando de destruirte antes de que puedas comenzar tu ministerio». En el 2009, con un ministerio muy exitoso y que estaba creciendo en todo Brasil, y con más de veinte libros publicados, parecía difícil decir que mi ministerio todavía tenía que comenzar. Hoy en día, algunos años más tarde, dedico la mayoría de mi tiempo y esfuerzo en países donde hablan español, y WEA está comenzando a expandirse a los países de habla inglesa y  francesa en África Occidental. Realmente, Dios tenía que tratar con el ídolo Brasil en mi corazón para que algo más profundo y grandioso pudiera emerger.

 

 

 

 

 

 

 

6 Comments

  1. Alexis Cruz Gutierrez dice:

    Excelente y edificante para nosotros los pastores, Dios les bendiga.

  2. César dice:

    DESEO INFORMACIÓN ACERCA DE ESTE MINISTERIO, YO ME DEDICO A CAPACITAR A PASTORES, QUE NUNCA TUVIERON UNA PREPARACIÓN FORMAL, EN UNA INSTITUCIÓN.

  3. Rafael Gómez dice:

    Muy edificante, me interesa. Soy miembro fundador de La Alianza Cristiana Evangélica de mi comunidad. Necesito me apoyen por favor. Gracias

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: